ENTRE RIOS
La Provincia, 22/04,


El cura Juan Diego y su historia como sanador en Lucas González

Es de la misma congregación que el padre Ignacio y es también conocido por sus misas de sanación. Las realiza todos los miércoles y congrega a cientos de personas en esa localidad
El párroco de San Lucas Evangelista, de la localidad de Lucas González de Entre Ríos, es Juan Diego Escobar. Es de la misma congregación de la que el padre Ignacio es director general; se llama Cruzada del Espíritu Santo y fue fundada por el obispo irlandés Thomas Walsh. Al igual que Ignacio, el sacerdote Juan Diego Escobar tiene el don de curar a los enfermos.

“No se llama cura sanador, porque el único que sana es Cristo. Somos solo un instrumento”, dijo Juan Diego, y agregó: “Hay muchos sacerdotes que tenemos ese carisma o que el Señor nos ha llevado por ese camino para imponer las manos. No es que nosotros seamos así o que nacimos así”.

El comienzo
A Juan Diego le había salido un lunar en el lado derecho de la cara y cada día crecía considerablemente. Empezó ha bendecir el lunar y con el tiempo desapareció.

Sin embargo, en la localidad de Timbúes, Santa Fe, una mujer se acercó una vez a su parroquia a pedirle que él le ponga sus manos en los ojos porque los médicos le habían dicho que iba a quedar ciega por una enfermedad. Juan Diego le dijo que no podía ayudarla. “Pero me agarró la mano, la puso sobre sus ojos y a los 15 días volvió diciendo que no tenía nada y que los médicos estaban maravillados porque había sanado. Bueno, son manifestaciones que el Señor te va mostrando sobre lo que Él quiere”, dijo Juan Diego.

Este fue el comienzo se su dedicación. “Esto no se aprende en los libros. Hay que estar en mucha oración con Jesús, que te muestra y te da esa posibilidad”, explicó el padre Juan Diego.

Donde sea necesario
La característica principal que tiene la congregación Cruzada del Espíritu Santo, según explicó el párroco, es ayudar al obispo donde él lo requiera.

El obispo irlandés Thomas Walsh es también quien ordenó al padre Ignacio. Ante su visita a Paraná y la misa prevista para el martes ha crecido la expectativa, sobre todo de aquellas personas que necesitan una esperanza de poder sanar alguna enfermedad y que por alguna razón no pueden ir hasta Rosario.

“La gente está necesitada de Dios e Ignacio está haciendo ese llamado del mundo. Hay mucha gente que no puede ir hasta el padre Ignacio o no puede venir hasta Lucas González. Entonces nosotros nos trasladamos”, dijo el padre Juan Diego.

Ir hasta la gente
“Ignacio hace ese gesto de ir hasta la gente como lo hizo Cristo, que caminó por todas las ciudades, yendo de lugar en lugar sanando enfermos y visitando a las personas”, dice Juan Diego Escobar sobre la visita del padre Ignacio a Paraná.

El párroco de Lucas González nació en Medellín y aún mantiene características del dialecto colombiano. En 1999 llegó a Argentina a la localidad de Timbúes, cerca de Rosario.

Ahí estuvo un tiempo hasta que después se trasladó a la capital entrerriana, donde permaneció solo seis meses. Estuvo en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

Pero hace siete años que está en el interior de la provincia y fue destinado a Lucas González.

Todos los miércoles realiza la misa de sanación, cuando llegan centenares de personas semana tras semana con la esperanza de tener una vida mejor.
© 2009 Medios de Comunicación E.R. S.A. | Todos los derechos reservados .
Gabiton Diseño Web
preload image preload image preload image preload image preload image